Límites de las reservas forestales estarán en manos de las CAR. Preocupa destino de la Van Der Hammen

Tras la resolución del Minambiente, las Corporaciones Autónomas Regionales podrán establecer que áreas se incluyen dentro de esta figura de protección ambiental. El alcalde de Bogotá ya anunció su nueva propuesta de delimitación.

Hace quince días el Ministerio de Ambiente tomó una decisión sobre el destino de las reservas forestales del país. El asunto, que viene discutiéndose entre los ambientalistas y la cartera por meses, concluyó con una resolución que le otorga el poder a las Corporaciones Ambientales Regionales de modificar o delimitar estas áreas protegidas según lo consideren a través de sus estudios.

La decisión no tuvo acogida por varios miembros del gremio, entre ellos, las veedurías ciudadanas de la Reserva Thomas van der Hammen y de los cerros orientales de Bogotá, quienes aseguran que algunos detalles del documento podrían poner en jaque estos ecosistemas. Su duda radica en un término incluido por la cartera, la famosa (“realinderación”).

Esto significa, en palabras de Claudia Calao, representante de la veeduría ciudadana de la Reserva Thomas van der Hammen, “quitarles espacio a las reservas. En vez de ser coherentes con la política de restauración, aseguran que cuando se demuestre que hay degradación, ellos pueden hacer una realinderación. Es decir, sustraer una parte del área, pero sin hacer una compensación, como actualmente se hace cuando hay sustracción”.

Esto quiere decir que cuando hay un área de una reserva que se encuentra degradada y su reestructuración genera más “costos que el beneficio ambiental que se obtiene de la recuperación”, se puede solicitar una realinderación.

De manera que, como lo indica la nueva resolución (la 0264), la última palabra sobre cuál es el límite de una reserva y qué áreas definir bajo esta figura de protección queda en manos de las Corporaciones Ambientales Regionales. Serán ellas las que podrán dar la orden de "recategorizar, integrar o realinderar" las reservas forestales con base a los estudios ambientales que realicen.

El problema es que, como le había dicho la abogada y exsecretaria de Hábitat María Mercedes Maldonado a El Espectador, esto es abrir una puerta para transformar esas áreas que protegen zonas boscosas. “Por ejemplo, la Alcaldía de Bogotá podría solicitar una realinderación de la Van der Hammen del área que ellos necesiten", concluyó la experta.

En efecto, la reacción del alcalde de Bogotá ante la decisión de la cartera fue una de las primeras en darse a conocer. El mandatario celebró la resolución como un triunfo de los ambientalistas puesto que, de acuerdo a su intención de convertir la Van der Hammen en una zona de ciudad sotenible, la reserva se triplicará.

Fuente: El Espectador

reservas forestales

icono casa

icono mensaje puntos

¡ESCRÍBENOS!
¡ESCRÍBENOS! División Productos
¡ESCRÍBENOS! División Servicios
¡ESCRÍBENOS! Info
¡ESCRÍBENOS! Inversionistas